JARDÍN BOTÁNICO ANDINO-PATAGÓNICO

Un Jardín Botánico es un espacio que alberga una colección de plantas, donde pueden realizarse tareas de investigación, educación y recreación, con la mirada puesta en la conservación de las especies.

Los Jardines Botánicos no sólo cumplen una función de conservación para futuras generaciones, sino que también constituyen verdaderas “aulas verdes”, ofreciendo al público un espacio único para aprender sobre el medio ambiente, las plantas y muchos otros temas. También representan un importante lugar para la recreación de las comunidades locales, con un estimado mundial de 200 millones de personas que visitan a los Jardines Botánicos cada año. En la actualidad, éstos han cobrado importancia a nivel mundial, pues en muchos casos conforman verdaderas “Arcas de Noé” para especies amenazadas.

Por esta razón, desde SEMBRAR trabajamos en la puesta en marcha de un Jardín Botánico en la ciudad de San Carlos de Bariloche, exclusivamente de especies nativas, representativo del noroeste de la Patagonia, donde se recrean los ambientes de Selva Valdiviana, Bosque, Estepa y Alta Montaña, con un fuerte énfasis en educación ambiental, investigación y divulgación.

En base a lo mencionado y teniendo en cuenta que desde SEMBRAR ya realizamos diversas tareas inherentes a un Jardín Botánico, a través de las otras Áreas de trabajo, y a que contamos con una colección de más de 100 especies nativas de los distintos ambientes regionales de la Patagonia, en Marzo de 2005, registramos en la Red Argentina de Jardines Botánicos el Jardín Botánico Andino-Patagónico. De esta manera iniciamos el proyecto de Jardín Botánico, que funciona en forma provisoria en el predio de SEMBRAR hasta tanto logremos los fondos necesarios para su emplazamiento definitivo. El mismo cuenta con un hectárea, donde está implantado el vivero para la reproducción de nativas; un sendero interpretativo, un aula y un laboratorio educativo, instalaciones preparadas para recibir a los visitantes.

Para potenciar los resultados de este emprendimiento, SEMBRAR ha conformado un equipo de trabajo con representantes de la Universidad Nacional del Comahue, el CONICET, y cuenta con la colaboración del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, la Administración de Parques Nacionales y voluntarios interesados en el proyecto, con los que y en conjunto estamos llevando adelante la construcción del Jardín Botánico.

Los objetivos que deseamos alcanzar con este proyecto son:

  • Erigir un centro educativo, científico, productivo y de difusión, relacionado con el conocimiento y la conservación de las plantas y los ecosistemas de la región Andino-Patagónica.
  • Representar  los cuatro ambientes regionales, con fines de investigación, educación, interpretación y recreación.
  • Desarrollar programas y actividades de Educación Ambiental dentro del Jardín Botánico.
  • Ofrecer un espacio que permita, tanto a los habitantes de Bariloche como a los visitantes, conocer la diversidad de plantas nativas de la región y su importancia en las comunidades naturales, y donde pueda conservarse parte de esta diversidad.
  • Construir un banco de semillas, para almacenar y preservar los genes de las especies nativas de la región.
  • Formar  un rodal semillero de aquellas especies con valor forestal, para obtener semillas seleccionadas.

El proyecto contempla la formación de una colección amplia de plantas autóctonas, un arboretodonde se recreen los ambientes boscosos de la zona, rocallas para reproducir los ambientes de alta montaña y de estepa, viveros, invernáculos, laboratorios de educación e investigación, un centro de interpretación e instalaciones administrativas, entre otros.

A partir del desarrollo de sus actividades se pretende que a mediano o largo plazo el Jard ín Botánico sea económicamente auto-sustentable.